Para que un agente de migración entre a su casa, necesita una orden para ingresar a la vivienda y usted tiene derecho a verla. Si usted abre la puerta, esto puede ser considerado como dar consentimiento a que entren y hagan una búsqueda en su casa.

Puede solicitar a los agentes de inmigración que le pasen por debajo de la puerta la orden judicial, la cual debe estar firmada por un juez y especificar los lugares que pueden inspeccionar.

En caso que las autoridades tengan una orden de cateo, no se puede impedir que entren a la vivienda, pero se les puede aclarar que lo hacen sin su consentimiento y ellos deberán limitarse a registrar las áreas de la casa especificadas en la orden judicial.

Hay que leer bien la orden ya que la persona buscada tendrá que irse con los agentes, pero los demás tienen derecho a guardar silencio.

Si el agente o la policía no tienen una orden judicial, el propietario o inquilino tiene el derecho de no dejarlos entrar y pedir que se retiren.

Este boletín informativo de servicio a la comunidad es traído a usted gracias al Abogado Manuel Solís. para mayor información hable al 1-888-370-7022.