Para un residente permanente, el cometer dos delitos menores puede ser causa para su deportación. “En cada estado es un poco diferente, porque cada estado define los delitos de mayor y menor cuantía de forma distinta. Pero para usar un ejemplo amplio, digamos hurto de primer grado en una tienda por una cantidad de dólares, dos de esos podrían ponerte en deportación.

Un ejemplo de delitos menores es desordenes públicos, entrar sin permiso en la propiedad de otras personas, la exhibición indecente e incluso pueden ser violaciones de trafico como manejar sin licencia.

La mayoría de inmigrantes que son deportados por delitos menores, los cargos que se le imputan difieren totalmente con inmigración, los inmigrantes se enfrentan a acusaciones donde podrían terminar en el sistema carcelario.

Este boletín informativo de servicio a la comunidad es traído a usted gracias al Abogado Manuel Solís. para mayor información hable al 1-888-370-7022.