Cesar Arévalo joven inmigrante salvadoreño de 18 años, ha comenzado un gran futuro debido a que aplico a 12 universidades de Estados Unidos.  Fue aceptado por once, entre ellas Yale, Harvard, Princeton y Stanford.

Cesar confiesa que le costó aprender a hablar bien el inglés cuando llegó a Estados Unidos con su familia en 2003. Todo ha sido un proceso, su éxito en los estudios no llegó sin esforzarse. En febrero el joven recibió la primera de las once cartas: la de Yale. “Cuando eso pasó me sorprendí”, confiesa. Días después recibió otra carta: de Harvard; esa carta la celebró junto a su abuelo. Luego vino la de Brown, y luego otra, y otra… “cuando oí de las otras escuelas estaba un poco sorprendido, porque no sabía que me iban a aceptar todas”, exclama.

También fue aceptado en cuatro universidades del sistema de California, además de Columbia, Brown, Berkeley y Dartmouth.

Pero este joven tiene los pies en la tierra y proyecta que su “objetivo final” es regresar a la comunidad donde creció para poder ayudar a otros niños que se encuentren en la situación en la que yo me hallé, siendo un inmigrante en este país.

Este boletín informativo de servicio a la comunidad es traído a usted gracias al Abogado Manuel Solís. para mayor información hable al 1-888-370-7022.