La ciudadanía americana se puede obtener de diferentes maneras ya sea por nacimiento en territorio estadounidense, por ser descendiente de un americano, así mismo, se admite la naturalización de extranjeros residentes permanentes legales que cumplen con todos los requisitos legales y que aprueban un examen sobre conocimientos cívicos y de inglés.

La ciudadanía americana da derechos, libertades, privilegios, protecciones, y también obligaciones, que son exclusivos de los ciudadanos de los Estados Unidos de América.

Hay importantes diferencias entre ser ciudadano americano o residente permanente legal. Entre ellas, desde el punto de vista migratorio destaca que los ciudadanos pueden pedir los papeles para más familiares, como por ejemplo, hijos casados, padres o hermanos.

Este boletín informativo de servicio a la comunidad es traído a usted gracias al Abogado Manuel Solís. para mayor información hable al 1-888-370-7022.