Para que un extranjero se convierta en ciudadano estadounidense es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

– Tener más de 18 años.

– Ser inmigrante legal.

– Tener una residencia en territorio estadounidense durante cinco años, como residente permanente legal; o tres años si el inmigrante está casado con un ciudadano estadounidense.

– Haber residido físicamente en territorio estadounidense, la mitad del tiempo de residencia.

– Tener buen carácter moral, según la Inmigration and Customs Enforcement (ICE)

– Tener dominio del idioma inglés, hay excepciones para poder hacer el examen en español o idioma de su preferencia y en ocasiones hasta se puede enviar una aplicación médica para evitar hacer el examen.

– Aprobar el examen de historia y gobierno de los Estados Unidos.

– Juramentar por el gobierno estadounidense, en la Ceremonia de Ciudadanía.

– Presentar el formato de aplicación (N-400)

Este boletín informativo de servicio a la comunidad es traído a usted gracias al Abogado Manuel Solís. para mayor información hable al 1-888-370-7022.