Autoridades del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) confirmaron este jueves que continuarán los arrestos contra aquellos centroamericanos que entraron en 2014 al país sin documentos y tienen una orden final de deportación.

Marsha Catrón, vocera del DHS, enfatizó que seguirán ciñéndose por las reglas existentes para evitar detener a individuos en lugares sensibles, como escuelas, hospitales y recintos religiosos, excepto en circunstancias de emergencia

Este boletín informativo de servicio a la comunidad es traído a usted gracias al abogado Manuel Solís para mayor información hable al 1-888-370-7022.